En este momento estás viendo Ante de la Puerta de Brandeburgo en la Pariser Platz

Ante de la Puerta de Brandeburgo en la Pariser Platz

En Berlín, la Brandenbürger TorPuerta de Brandeburgo es casi el corazón de la ciudad, ese lugar preciso en el que late la vida pública. Recuerdo que me había apuntado a una visita guiada. El café Starbucks era el lugar de reunión. Cuando llegué, vi la puerta monumental y me dije «Estoy en Berlín».
Ciudadanos y visitantes aman llegar a la hermosa Pariser Platz y ubicarse ante esa puerta sorprendente, marco ideal para esas fotos que después recuerdan tu estadía. Como una suerte de hito, es en ese punto en donde comienzan los paseos, los recorridos y las manifestaciones populares. Ante la Puerta de Brandeburgo es donde sucede y sucedía todo en la capital de Alemania. Centro de una serie de diagonales e hitos, tenemos a la plaza de las embajadas y bancos, desde allí parte la avenida más elegante de Berlín, Unter den Linden, y en la dirección contraria entramos al Tiegarten, un parque excepcional.

Berlín, Brandenbürger Tor
En ese sitio parece que pasa todo. El grupo del que formaba parte para la visita observaba cada detalle del paisaje. Girábamos en redondo boquiabiertos. Si hubiéramos tenido sólo un día para conocer la ciudad, seguramente habría comenzado allí. Nos fascinaba el ambiente, la gente, los personajes y hasta una alfombra de flores pintada sobre la acera. 
El guía aprovechó la ocasión para resumirnos la historia de esa puerta que se parece  a un arco de triunfo, pero que está inspirada en la Acrópolis de Atenas. Parece mentira, pero permaneció cerrada hasta el año 1989. Pertenece a la historia reciente. Siempre me sorprende que algunos hechos hayan ocurrido durante nuestra vida. La Brandenbürger Tor representaba el verdadero problema de Alemania, el de la dolorosa división del país y de la ciudad, que provenía del régimen comunista.
Mientras escuchaba, comencé a recordar las imágenes de aquel 9 de noviembre de 1989 cuando la gente fue desgranando el muro con sus manos. Esas imágenes, tan impactantes, permanecen en la memoria colectiva. Pasaron durante mi vida. El mundo cambiaba para siempre. Son hechos tan impactantes y definitivos como los que estamos viviendo hoy, con la pandemia de Covid-19 que azota al mundo entero.
Con ese breve relato tomamos mayor conciencia del valor simbólico de esa puerta, más importante que su belleza arquitectónica.
El día de sol era perfecto para hacer este paseo. La hermosa plaza cuadrada situada a la sombra de la Puerta de Brandeburgo es la Plaza de París. Los carruajes de paseo se alineaban en sus laterales.
Otros lugares muy próximos a ella son Memorial del Holocausto y el Bundestag, cuya visita guiada también recomiendo. Grandes compañías como el DZ Bank o el Hotel Adlon, embajadas de los países más importantes del mundo están instaladas allí. La puerta, la plaza y sus alrededores son el corazón indiscutido de la vida pública de Berlín.
La Unter den Linden, la famosa y elegante avenida «bajo los tilos» conduce hacia la plaza y la puerta. La perspectiva desde allí es magnífica y armoniosa. Desde lejos se aprecia el juego de la simetría. Y el perfume que desciende de los árboles es precioso.
A medida que te acercas, el carro instalado en lo alto de la puerta colosal se vuelve aún más imponente. El guía nos comentaba que tanto la plaza como la escultura triunfal tuvieron sucesivas reconstrucciones. Berlín tiene huellas de la guerra por todas partes. El monumento es un auténtico símbolo del poderío del país. Aún hoy lo conserva. En este momento, la canciller Angela Merkel representa uno de los modelos más exitosos en la lucha contra un enemigo invisible: un virus.
Como parece que Pariser Platz es un lugar de puro esparcimiento donde siempre pasa algo divertido, me encontré con artistas callejeros, fotógrafos y simpáticas carrozas con caballos muy elegantes. Bueno, al fin y al cabo un paseo por las avenidas de Berlín no se merece nada menos. Por todo esto es muy difícil imaginar que la Brandenbürger Tor y sus alrededores estuvieron alguna vez emplazados en medio de una «no man’s land» por la construcción del muro.
Hoy, este lugar representa a Alemania reunida.

 

Su ubicación...