Cómo es alojarse en un ryokan con onsen en Japón

Cómo es alojarse en un ryokan con onsen en Japón

Ryokan, Kawayu Onsen,  Wakayama Japón

Habitación en el Ryokan y Onsen de  Wakayama Japón

Una de mis mejores experiencias viajeras fue alojarme y dormir en un ryokan con onsen en Japón. Hospedarse en un albergue tradicional japonés es lo que considero un must-do. Como todo destino exótico para nuestra cultura, Japón te propone desafíos. Éste fue uno de ellos. Confieso que tuve algunos reparos. Tenía dudas respecto de la comodidad y calidad del sueño, pero me dispuse a hacerlo. Los hay de todo tipo y para todos los presupuestos. Este ryokan estaba incluido en el tour, por lo que no tuve que averiguar demasiado. Y resultó excelente.

Cena en  Wakayama, Japón

Cenar, pasar una noche y amanecer en un ryokan con onsen en Japón te acerca a las costumbres y tradiciones de este país. Cuando lo hice, ya llevaba más de diez días en Japón y había aprendido mucho. A esa altura del viaje apreciaba mejor esa cultura milenaria, su gastronomía y los hábitos tan particulares de los nipones. Tanto Tokio como Kyoto me habían dejado recuerdos imborrables.

Habitación en el Ryokan y Onsen de  Wakayama Japón

Disfruté de este tipo de alojamiento, primero en Koyasan, cuando pasé la noche en un shukubo, un monasterio budista. Luego, en el Kawayu Onsen, en el Kumano Kodo o Camino del Kumano. En este último, el edificio antiguo era encantador y muy típico. Yo estaba fascinada, por supuesto. El personal que nos atendió era sumamente cordial. Ni bien llegas, puedes acomodar tu equipaje que, aconsejo, sea lo más práctico. Y luego coordinas el horario de la cena y del desayuno.

Getas, Ryokan en  Wakayama

Yukatas, Ryokan en  Wakayama

No existe un dress-code. Pero sí o sí debes recordar dejar el calzado afuera. Tienes a tu disposición la yukata, la bata para cubrirte, y las getas, las chinelas con las que puedes desplazarte sobre los tatami que tapizan la mayor parte de las instalaciones. Hay unas especiales que usas sólo para entrar al toilet. Cuando me vestí así, tan cómoda y sencilla, me sentí una verdadera oriental, al menos por unas horas. Obviamente, no pude resistirme a comprar uno de cada uno de estos artículos para traer conmigo a casa. El tatami no entraba en la valija, tampoco podía llevarlo en la cabina, por lo que viajó sólo en la bodega y llegó intacto.

Té preparado en el Ryokan en  Wakayama

En el centro de las habitaciones del ryokan siempre está la mesa baja. A un lado estaba todo dispuesto para que nos preparáramos el té, la infusión más popular del país. Recién cuando volvimos de cenar encontramos armados los futones para acostarnos. Podíamos sentarnos sobre el tatami y acomodarnos en sillas bajas también con almohadones. Era algo inusual para nuestra cultura, pero muy divertido.

Atardecer, Ryokan, Kawayu Onsen,  Wakayama, Japón

Exterior del Ryokan, Kawayu Onsen,  Wakayama, Japón

El ryokan tenía en el exterior un onsen excepcional. Aconsejo llevar traje de baño para disfrutar a pleno de estas aguas termales de origen volcánico. En la recepción del hotel te proveían de todo lo necesario para mover las piedras, hasta una pala para “crear” una pileta natural donde sentarte. Yo permanecía allí un rato y después cambiaba al sector en el que el agua estaba más fría. Esta fue otra experiencia extraordinaria.

Camino al baño del ryokan en  Wakayama, Japón

A la noche, después de la cena, cumplí con el ritual del baño. Atención, se trata de un baño público, separado para mujeres y hombres. Antes de entrar, es necesario que tomes un baño de pies a cabeza. El hotel tradicional te provee de todo lo necesario para que lo hagas y entres al agua a relajarte sin restos de jabón o shampoo. Es muy importante cumplir con la ceremonia del baño como corresponde. Y tienes que entrar al agua sin ropa, o sea, desnudo. Esta parte es la más difícil para nuestra cultura occidental americana. Las mujeres europeas lo viven con más naturalidad. Yo pude hacerlo porque fui muy tarde y estuve sola. Fue la única manera que encontré para disfrutarlo. Pero lo hice.

Cena en el ryokan en  Wakayama, Japón

Cena en el ryokan en  Wakayama, Japón

Cena en el ryokan en  Wakayama, Japón

Cena en el ryokan en  Wakayama, Japón

Cena en el ryokan en  Wakayama, Japón

Cena en el ryokan en  Wakayama, Japón

A la hora de la cena, todos los miembros de nuestro contingente, vestidos a la manera oriental, nos encontramos en el comedor. Las tradicionales mesas bajas habían sido previamente dispuestas con la vajilla. Todos los platos por pasos eran riquísimos. Del mismo modo, a la mañana siguiente, fue dispuesto el lugar para el desayuno. Conviene olvidar el mate, café o las tostadas, ya que allí se desayunan delicias japonesas que hasta pueden incluir pescado.

Futones preparados en el ryokan en Wakayama, Japón

A la hora de dormir, conviene agregar al futón que te dejan preparado, otro más mullido que obtienes dentro de los armarios con puertas corredizas de papel. Las emociones de este día, sumado a los baños con aguas termales, hicieron que apoyara mi cabeza en la almohada y me durmiera de inmediato. En mis sueños seguía descansando en ese arroyo increíble, rodeada de mis compañeros de aventuras.

Yo en el ryokan en Japón

Alojarme en un ryokan con onsen en Japón no se parecía a nada que hubiese hecho antes. Fue una experiencia inolvidable.

Deja un comentario

Cerrar menú