Coblenza, en la unión del Rin con el Mosela

Coblenza, en la unión del Rin con el Mosela

 

Rheinanlagen, Paseo sobre el Rin, Coblenza, Alemania

Elegí a Coblenza para una reunión con amigos. Encontrarse con gente tan querida en algún lugar lejano, durante un viaje, es todo lo que está bien. Hacer una pausa en los recorridos agitados de cada día y disfrutar de una cena de reencuentro, es uno de esas experiencias que merecen ser vividas. Hoy, mientras padecemos la crisis de una cuarentena interminable que nos impone un distanciamiento de nuestros afectos, revivirlas es como un bálsamo.

Rheinanlagen, Paseo sobre el Rin, Coblenza, Alemania

Rheinanlagen, Paseo sobre el Rin, Coblenza, Alemania

Koblenz no estaba ubicada a mitad de camino entre Ernst, donde yo paraba, sobre la Ruta del Rin Romántico, y Bruselas, donde viven mis amigos. Pero la ecuación se resolvió tan simple como que ellos decidieran pernoctar en la ciudad de la que hoy les hablo. Y Coblenza no sólo se ubica en el lugar ideal para hacer realidad un encuentro, sino que se levanta en el punto estratégico donde el Rin y el Mosela confluyen.

Deutsches Eck, Unión del Rin con el Mosela, Coblenza, Alemania

De eso ya se habían enterado los romanos que instalaron una base que más tarde se transformó en esta bella ciudad. Es impactante ubicarse en el Deutsches Eck, el lugar exacto donde empalman ambos ríos. Es la Esquina Alemana, inconfundible gracias a una imponente estatua ecuestre del Kaiser Guillermo I que parece vigilar el tráfico de las aguas.

Gorresplatz, Historiensäule, Koblenz, Coblenza, Alemania

Gorresplatz, Historiensäule, Koblenz, Coblenza, Alemania

Coblenza es una ciudad encantadora, con mucha historia, rodeada por un entorno natural muy atractivo. Las montañas suaves, los cultivos escalonados y los techos de tejas grises invaden el recuerdo del paisaje. La caminé sin prisa, tratando de visitar las plazas que había apuntado como emblemáticas. Desde el parking llegué hasta Gorresplatz en cuyo centro está una fuente excepcional, la Historiensäule. Posee una columna elevada y con escenas de la historia de Koblenz. Lo que más me impactó fueron las estatuas de los remeros en la base. Casi podía leer la fatiga en sus semblantes.

JesuitenPlatz, Coblenza, Alemania

Schängelbrunnen, Koblenz, Alemania

Llegué luego a la Jesuitenplatz o plaza de los jesuitas, la más animada de la ciudad, habitada por terrazas, cafés y las charlas alegres. Muy cerca de allí está la Schängelbrunnen. En la fuente, junto a las arcadas, se destaca una simpática estatua de un “Schäng”, uno de los niños, hijos de la posguerra, que disparaba un chorro de agua a quien estuviese distraído. Lo evité hasta donde pude.

Placas conmemorando judíos deportados, Coblenza

Münzplatz, Koblenz, Coblenza

Liebfrauenkirche, Koblenz, Coblenza, Alemania

Durante el agradable recorrido que organicé descubrí numerosas placas, el recuerdo doloroso de ciudadanos judíos deportados durante la Segunda Guerra. Temía pisarlas, no advertirlas, por eso me detuve muchas veces a ver las inscripciones. Así leí con mucho respeto que una familia entera había sido deportada en 1942. Caminé hasta la Münzplatz que fuera la sede de la Casa de la Moneda del Electorado. Es una plaza muy bonita y tranquila. Me llamó la atención la fuente en el centro, en un estilo moderno que nada tenía que ver con el entorno y, sin embargo, encajaba perfecto. Elegí seguir por la calle que conducía hacia la Liebfrauenkirche, la iglesia de Nuestra Señora en un punto elevado y que realzaba su silueta.

Teleférico en Rheinanlagen, el paseo junto al Rhin, Koblenz

Deutsches Eck, Unión del Rin con el Mosela, Coblenza, Esquina Alemana

Sin dudas, lo mejor de la ciudad es Rheinanlagen, el paseo junto al Rhin que finaliza en esa entrada de la tierra en el lugar en el que se une al Mosela. El panorama de la ciudad rodeada de colinas es muy bello, aún en un día nublado. Quedó pendiente para una próxima vez dar un paseo en barco o en el teleférico. O en ambos. Pero esta vez, no disponía de más tiempo. La cita de oro era para una cena temprano en el exclusivo restaurant Die Traube antes que cayera el sol.

Restaurant Die Trube, Alemania

Rheinanlagen, el paseo junto al Rhin, Koblenz

Coblenza, en la unión del Rin con el Mosela da lugar a reencuentros inolvidables, brindis por la vida y el futuro. De eso se trata también un viaje. Les aconsejo que no se los pierdan.

Jesuitenplatz, Koblenz, Coblenza, Alemania

Deja un comentario

Cerrar menú