Conocí un «chanteur de rue» sin salir de Rosario

Conocí un «chanteur de rue» sin salir de Rosario

Jean Marie Olive, Chanteur de Rue, Rosario

Vivo en Rosario, Argentina, a orillas del río Paraná. Y fue precisamente aquí, y no en París, que conocí a un auténtico «chanteur de rue» francés, un cantante callejero, una postal de antaño de esa ciudad. Hice el descubrimiento en mi querida Alliance Française. Cuando festejaba su 97º aniversario. No son tantos años, no es cierto? En ese día, alumnos, autoridades y amigos, celebramos juntos participando de un concierto totalmente fuera de lo común, el de M. Jean-Marie OLIVE, un cantante callejero francés encantador.


Orgue de Barbarie

 
Jean-Marie Olive había venido a Rosario a presentarnos su música. Canta, muy bien por cierto, acompañado sólo de su organillo o, como él lo llama, su « orgue de barbarie ». Hizo para nosotros un recorrido por numerosas canciones francesas, algunas muy entrañables y conocidas. Canta el repertorio de artistas consagrados en la «chanson française» Todos ellos se dan cita a su alrededor suyo y de su órgano : desde la inolvidable Edith Piaf («La Piaf), pasando por Charles Aznavour, Yves Montand, Gilbert Becaud y Josephine Baker. Un viaje musical a través de muchos éxitos y de otros tantos años del siglo XX.

Orgue de Barbarie, Jean Marie Olive, Chanteur de Rue, Rosario
Antes de comenzar con cada canción, M. Olive hacía algo de historia. Él no lo había mencionado, pero sabíamos que desde hace un largo tiempo vive en San Salvador de Bahía, Brasil, donde trabaja y se compromete por los niños más humildes de ese país. Ha llevado su arte por el mundo entero, invitado por las embajadas de Francia y las Alliances Françaises en ocasión de eventos tales como el Día Mundial del habla francesa, la Fête de la Musique y el 14 de julio.


Orgue de Barbarie, Jean Marie Olive, Chanteur de Rue, Rosario

Les cuento algunas de las «perlas» de su repertorio que me encantaron:
«Sous les ponts de Paris», «Mon amant de Saint-Jean», «La chansonnette», «Lili», «Jazz et java», «L´âme des poètes», «La mer» , «Ca c´est Paris», «Où sont-ils donc», «La bohème», y sobre todas, mi favorita «La vie en rose», que fuera inmortalizada por Edit Piaf.


Pudimos conocer a ese órgano tan peculiar (el «orgue de barbarie«). Es un instrumento mecánico, y muy distinto a los otros órganos conocidos. Produce el sonido y la música por un procedimiento mecánico. Me recuerda mucho a la pequeña caja de música de láminas de metal que compré la primera vez que estuve París. En las fotos que acompaño pueden apreciar el instrumento. La antigua caja de madera y los mecanismos son comandados por una pieza móvil : cartones perforados para cada una de las canciones a interpretar.
Muchos metros de la más hermosa música francesa. Encantador.


Jean Marie Olive

Jean-Marie Olive daba vueltas a la manivela y le daba el ritmo necesario en el momento oportuno mientras cantaba. Su voz era muy hermosa y cantaba sonriendo permanentemente. Resultaba ncreíble. Veíamos los cartones perforados, unidos los unos a los otros mientras se doblaban sobre sí mismos en zig-zag… Toda la bella música limitada por el largo de esos cartones. Un cantante, un «chanteur de rue» y un «orgue de barbarie«, interpretando sus canciones como en una vieja calle de París. Pero aquí mismo! En RosarioLo disfrutamos mucho.
Aquí agrego los links a Youtube para que los puedan escuchar. Son «La vie en Rose« y «Mon amant de Saint Jean« por Jean-Marie Olive en la Alliance Française de Rosario, Argentina
 

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Nikkita

    Es genial Elisa, que envidia me has dado :), y los videos ya han sido la guinda.
    Muchos besos

  2. sagitaire17

    Espero que nunca desaparezca la posibilidad de disfrutar de tan mágicos momentos.
    Un abrazo.

Deja una respuesta