En algún lugar, más allá del arco iris

En algún lugar, más allá del arco iris

Crónicas de viajes. Globos de colores en el cielo

Hace unos cuantos días que no escribo mis crónicas de viajes. Qué difícil es hablar de viajes cuando una pandemia te impide hasta salir de tu propia casa. La vida transcurre con otro ritmo. Mi estado de ánimo está marcado por la angustia, el escepticismo y la tristeza. Sin embargo, esta no es la primera crisis por la que paso. Es muy distinta, obvio. Pero no es la primera vez en la que me encuentro pensando cómo volver el tiempo atrás.

Crónicas de Viajes. Arco iris en la playa, Riviera Maya

Durante esta cuarentena irreal, necesito volver a escribir por muchas razones. Una de ellas es que éste, mi espacio, a menudo me sostiene. Mis relatos viajeros me permiten viajar de nuevo, volver sobre mis pasos y disfrutar una vez más de mis aventuras. Elegir las fotos que acompañan los artículos es un placer. Otro motivo es que realmente creo que hay algún lugar al final del arco iris. Nada va a volver a ser igual, obvio. Pero todo pasa. Vamos a estar parados en otro lugar, como después de un tsunami. Muchas verdades se nos van a revelar de la manera más dura. A mi, ya me está pasando. Veo todo o casi todo blanco sobre negro.

Arco Iris en la Playa, Riviera Maya

El mundo está como dando vueltas y pedimos que, por favor, gire más despacio, que se detenga donde no duela tanto, porque queremos parar. Nada será igual. Será distinto. Mejor? Peor? Todavía no se sabe. Pero mi instinto me dice que habrá algo luminoso al final del arco iris.

Crónicas de Viajes, Praiano, Costa Amalfitana, Italia

Dios nos pone a prueba muchas veces. Y nos acerca la oportunidad de ser mejores. Hay que aprovecharla. Hoy se presentan sentimientos encontrados en cada uno de nosotros. Y el desafío es poder despejarlos, como cuando se separan las malezas. Y elegir quedarnos con los que nos conviertan en mejores seres humanos. Yo me quedo con la solidaridad para con quienes me rodean, con el amor hacia ellos. Con la empatía hacia aquellos que sufren. Y con la esperanza, muy a pesar de todo. El mundo, tal como lo conocemos, va a cambiar. Depende de nosotros que sea para bien.

Crónicas de Viajes, Cascada Skogafoss, Islandia

Por todas estas razones voy a comenzar a escribir crónicas de viajes que inspiran. Voy a subir por el arco iris para llegar a los lugares en los que fui feliz, en los que conocí paisajes extraordinarios y gente distinta. Me voy a rodear de colores para describirlos desde un lugar más íntimo. Desde lo profundo de mi alma.

Pasaje PAM, Rosario, Argentina

Voy a intentar declarar que la felicidad de viajar es y será posible. Hoy desde casa, desde la pantalla del ordenador. Tal vez mañana, cuando esta pesadilla pase y pueda asomarme a la puerta, volveré a salir a recorrer el barrio acompañada de mi perrita. En otro momento iré por más y me subiré a mi automóvil para que me lleve a algún bello lugar de mi Argentina querida. Un poco más adelante podré volver a pisar un aeropuerto, para vivir ese momento mágico en el que reconozco que soy otra persona. Volveré a volar a algún destino lejano, viviré una vez más esa maravilla.

Crónicas de Viajes, Cerezos, Kyoto, Japón

Mientras tanto elijo volar con la imaginación, rodearme de recuerdos bellos, radiantes. Con mis crónicas de viajes voy en busca de algún lugar más allá del arco iris. Me acompañan?

 

Deja un comentario

Cerrar menú