Doyers Street en Chinatown, callejón con historia

Doyers Street en Chinatown, callejón con historia

Doyers Street, Chinatown, New York, Elisa N Diseño de ViajesDoyers Street, Chinatown, New York, Elisa N Diseño de Viajes

Cuántas veces has caminado Chinatown, el barrio chino de New York? Si la respuesta es muchas, pregunto si conoces Doyers Street en Chinatown.

Conocerla es conocer todos sus rincones. El famoso distrito tiene todo lo que puedas imaginar sobre la auténtica gastronomía asiática en mercados callejeros y restaurants, muchos comercios pintorescos y edificios históricos como pagodas o templos budistas. Sin embargo, el Barrio Chino de Nueva York tiene además muchos lugares ricos en la historia de la inmigración del pueblo chino, que tuvo episodios violentos.

Doyers Street, Chinatown, New York, Elisa N Diseño de ViajesStreet Art en Doyers Street, Chinatown, New York, Elisa N Diseño de Viajes

Uno de ellos es Doyers Street, una calle pintoresca que tiene la particularidad de ser curva. Habitada hoy en día por barberías, restaurants y cafés, este callejón fue, antaño, un lugar peligroso para adentrarse. Tan es así que era tristemente conocido como The Bloody Angle. La callecita tomó el nombre de un inmigrante holandés, Hendrick Doyer, quien era dueño de una cervecería a principios del siglo XIX.

Barbería en Doyers Street, Chinatown, New York, Elisa N Diseño de ViajesDoyers Street, Chinatown, The Bloody Angle, New York, Elisa N Diseño de Viajes

Esta alucinante ciudad tiene una larga historia relacionada con bandas de dudosa reputación. Uno de los films que más crudamente lo retrata es la multipremiada “Gangs of New York” de Martin Scorsese. También lo hace “The Godfather”, otra obra maestra. En Doyers Street, la historia de la inmigración que construyó el sueño americano se hace muy clara, pero en sus inicios estuvo lamentablemente llena de violencia, racismo, segregación y xenofobia.

Doyers Street, Chinatown, The Bloody Angle, New York, Elisa N Diseño de Viajes

Las peleas en la calle eran moneda corriente, y, tal vez, mucho más violentas que en cualquier otro lugar de los Estados Unidos. También había problemas graves en los barrios vecinos de Lower Manhattan, hogar de inmigrantes judíos, italianos e irlandeses. Pero Doyers Street, en el corazón de la pequeña Chinatown, era un corredor entre Mott St. Bayard St. y Pell St. donde pasaba de todo. Nada bueno en realidad.

Doyers Street, Chinatown, The Bloody Angle, New York, Elisa N Diseño de Viajes Doyers Street, Chinatown, The Bloody Angle, New York, Elisa N Diseño de Viajes

Afortunadamente hoy en día, este pasaje estrecho y pintoresco dejó su mala fama muy atrás. Es una de las pocas calles curvas de Manhattan y tiene una atmósfera encantadora. Las raíces chinas son evidentes, pero el ambiente es ecléctico.

Doyers Street, Chinatown, The Bloody Angle, New York, Elisa N Diseño de Viajes

Pasear por allí, escapando del bullicio tan común en el Barrio Chino es un placer. Sentarse bajo las sombrillas coloridas disfrutando de un buen plato del tradicional dim sum es otro de los placeres con los que nos sorprende esta ciudad extraordinaria.

Doyers Street en Chinatown ya no tiene nada de aquella esquina peligrosa. Más bien, todo lo contrario.

Doyers Street, Chinatown, The Bloody Angle, New York, Elisa N Diseño de Viajes

Deja un comentario

Cerrar menú