Conocí la ciudad de Fez en Marruecos

Conocí la ciudad de Fez en Marruecos

Curtiembre, Fez, Marruecos

Panorama de Fez en Marruecos

En la medina de Fez en Marruecos

Fez en Marruecos

Cuando el tour me depositó en Fez en Marruecos, yo jamás había pisado una medina. El casco antiguo de esta ciudad marroquí es su principal atracción que se extiende en un inmenso laberinto. Me encontré en una maraña de calles estrechas y pasadizos que parecen detenidos en el tiempo. Este lugar casi medieval era como el centro neurálgico de una ciudad por demás exótica.

En la medina de Fez en Marruecos

En la medina de Fez en Marruecos

En la medina de Fez en Marruecos

En la medina de Fez en Marruecos

La Fez el-Bali, la más grande del mundo, es el corazón de esta ciudad antigua. Es un lugar apasionante, no sólo habitado por pequeños comercios sino también por las residencias conocidas como riads, algunas antiguas mezquitas y las medrassas, las escuelas musulmanas. Un momento único en el interior de la medina es la hora del llamado a la oración. El sonido de la voz del almuecín se cuela por las calles y resultaba emocionante aún a los oídos de nosotros, los extranjeros. De alguna manera la música nos conmueve mientras somos testigos de la devoción de los fieles que se congregan en los templos.

En la medina de Fez en Marruecos

En la medina de Fez en Marruecos

 Fez en Marruecos

Caminaba junto a mi grupo para no perderme a la vuelta de cada esquina. La medina de Fez en Marruecos tiene dos calles principales, pero de ellas se desprenden una red calles angostas. Tenía que prestar atención, ya que me detenía a menudo a observar los preciosos artículos en los stands y a regatear con dificultad con los artesanos. De pronto me sobresaltaba el ruido de un carro que pasaba entre la gente y eso me recordaba que debía correr a unirme con mis compañeros de excursión. Creo que, en realidad, buscaba perderme deliberadamente. Lo hacía por el sólo hecho de disfrutar más de una experiencia tan auténtica.

En la curtiembre de Fez en Marruecos

En la curtiembre de Fez en Marruecos

La visita de Fez no está completa si no llegas a las extraordinarias curtidurías. Están dentro de un distrito apartado en el que los curtidores trabajan muy duro en el tratado y teñido de los cueros y las pieles animales. No es fácil llegar sin la ayuda del guía. Pude apreciar muy bien el panorama de los toneles desde el balcón de uno de las locales. Ellos pretenden que el visitante compre algún artículo hecho de cuero. Y le gente quiere observar el espectáculo colorido de los pozos de tinturas.

En la curtiembre de Fez en Marruecos

En la curtiembre de Fez en Marruecos

Quienes trabajaban en la curtiembre se desplazaban con equilibrio entre los tanques de colores. El aroma de la tintura es muy fuerte y desagradable. Por eso, antes de acercarnos al balcón nos ofrecían un ramito de menta. No pude dejar de pensar lo sacrificado que debe ser trabajar allí. Es un lugar excepcional, nunca había visto nada parecido. A la salida no compré nada. En realidad los artículos no son muy bonitos, al menos para mí.

Fábrica de alfombras en Fez

Fábrica de alfombras en Fez

Fábrica de telas de seda en Fez

Telares de seda en Fez

Fez en Marruecos, una ciudad digna de «Las Mil y Una Noches«, también te ofrece otros espectáculos que el pícaro guía pretende que “no te pierdas”. El objetivo claro es que compres artesanías de cerámica o metales, productos de seda o alfombras después de visitar los respectivos establecimientos.

Grabador de metales, Fez

Grabador de metales, Fez

El proceso de grabado sobre metales me resultó extraordinario. El problema es que yo podía aspirar a comprar sólo alguna pequeña lámpara labrada o una bonita tajine. Pero los extraordinarios platos y las alfombras tenían precios exorbitantes. De ninguna manera era mi intención gastar una cifra sideral para volver con una alfombra marroquí a casa. Pero el guía no lo comprendía. Voy a ser muy clara: un agradable té de menta mientras desenrollaban las pesadas moquetas, bastaba para mí.

Fábrica de cerámicas en Fez

Fábrica de cerámicas y venecitas en Fez

Fábrica de cerámicas y venecitas en Fez

Sin embargo, debo reconocer que encontrarme con los artesanos trabajando los materiales fue una experiencia muy interesante. Evidentemente, conocen bien el proceso ancestral y parce que aman lo que hacen. Y el resultado de su labor se ve reflejado en artículos muy hermosos.

Pintores de cerámicas en Fez

Pintores de cerámicas en Fez

Estas visitas eran controvertidas. Una buena parte del grupo quería recorrer los locales con el sólo propósito de comprar recuerdos para llevarse a casa. Y otra parte, entre la que me incluyo, quería continuar caminando por la medina, descubriendo artículos exóticos y encarar compras más espontáneas.

Mezquita, Fez

Medrassa El Bouanania, Fez, Marruecos

Medrassa El Bouanania, Fez, Marruecos

 

Finalmente admiré la bella arquitectura morisca en lugares como las mezquitas, el riad donde almorzamos o la Medrassa El Bouanania. Los templos dentro de la medina no admitían visitantes, por lo que sólo pudimos asomarnos. El mediodía en el riad nos permitió conocer este tipo de palacio marroquí tan tradicional. El patio interior es el centro del lugar, alrededor del cual se distribuyen las habitaciones en dos niveles. La medersa o medrassa había terminado su proceso de restauración en el 2004, luego de casi 10 años de trabajos. Las arcadas, columnas y paredes eran excepcionales. Estaban llenas de exquisitos detalles y perfectamente conservados.

Panorama de Fez desde la colina de las Merinides

Panorama de Fez desde la colina de las Merinides

Atardecer en Fez

El hotel Les Mérinides, donde me alojaba, se encontraba en lo alto de una colina, cerca de las ruinas de las famosas tumbas y panteones, por lo que pude admirar el panorama de Fez en Marruecos y su medina a distintas horas del día. El espectáculo es inolvidable. El atardecer en Fez visto desde las terrazas constituye una experiencia excepcional. Las luces de la medina se van encendiendo poco a poco mientras descubres los detalles de la ciudad laberíntica, los distritos, los minaretes de las mezquitas y las calles.

Fez

Fue el final perfecto para otro día de aventuras en Marruecos.

Fez

Deja un comentario

Cerrar menú