En este momento estás viendo Mi 2021 viajero

Mi 2021 viajero

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Argentina

Elisa N Viajes 2021

Elisa N Viajes 2021

Llega el final del 2021 signado todavía por la pandemia y sus consecuencias. A esta altura del mes de diciembre, con el nuevo año esperando para ingresar, es inevitable recapitular sobre todo lo vivido. Sin embargo, me dispongo a agradecer por las bendiciones recibidas y, como viajera fanática, los viajes concretados. Las primeras en la forma de salud con los altibajos esperados y de pequeños grandes logros. Los segundos en escapadas que disfruté por Argentina, mi tierra querida. Cuando terminaba el 2020 pedía, entre otras cosas más importantes, algunos viajes. Y así me fue concedido. La que se conoce como «nueva normalidad» me encontró recorriendo lugares extraordinarios.

Rosario, Elisa N Viajes 2021

A mediados del año recibí la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19. Eso me produjo cierto alivio como al resto de los argentinos. La espera de las dosis fue larga, confusa y complicada, como todo lo que ocurre en este país. La cuarentena más larga del mundo, la más ineficiente, la más inútil, había comenzado a relajarse por motivos obvios. Los primeros en faltar a ella fueron las mismas autoridades que disponían las limitaciones al común de la gente. La libertad de movimientos, extremando los cuidados, se hizo habitual. La vida comenzaba a tener otro ritmo, el de esta nueva etapa.

Córdoba, Elisa N Viajes 2021

Admito que la época era incierta. No sólo por la epidemia sino por las restricciones que todavía regían en los distintos distritos. A pesar de todo, me animé a empezar organizando algunos viajes cortos, en forma de escapadas de fin de semana a Córdoba. Me sumergí en un “turismo de estancias” que me acercó a lugares extraordinarios. El plan era simple: encuentro con la naturaleza, el aire puro, las actividades relajadas y el disfrute de los paisajes y la gastronomía serrana. También se lo conoce como «turismo rural» y es excepcional.

El Colibrí, Córdoba, Elisa N Viajes 2021

La Matilde, Córdoba, Elisa N Viajes 2021

En mayo del 2021, cuando todavía no tenía completo el esquema de la vacuna, probé la experiencia en la Estancia El Colibrí, una bonita finca recreada “a la antigua” en la zona de Ascochinga y Colonia Caroya. En julio me trasladé a Estancia La Catalina, una casona confortable en Villa del Totoral, en la región de las estancias jesuíticas de Jesús María. Y ya en agosto le tocó el turno a la Estancia La Matilde, un lugar de lo más lindo de Traslasierra, un territorio precioso de las sierras cordobesas. Una estadía fue más agradable que la otra. De a poco me fui a habituando a disfrutar sin temer al contagio, siempre y cuando siguiera respetando los protocolos. Es posible? Sí, absolutamente. Y por eso, lo recomiendo. La sensación de avanzar hacia a otra realidad es muy poderosa.

Mar del Plata, Elisa N Viajes 2021

En setiembre fui por más. Y se produjo mi reencuentro con Mar del Plata, la ciudad balnearia más tradicional de Argentina. Ese destino con el inconfundible aroma a mar y a vacaciones. La ciudad de la costa que era EL lugar de mis recreos infantiles, ese viaje que intuíamos ni bien el automóvil se ponía en marcha y papá cargaba las valijas. El lugar donde éramos felices, cuando todo estaba bien. Descubrí que extrañé mucho esa época en la que viajábamos en tren desde Rosario, el coche en la bodega, las excursiones con mi hermano al vagón comedor. Mardel en esa semana de setiembre del 2021 fue una travesía a aquellos momentos. La ciudad era otra, obvio. Pero me fascinó.

San Carlos de Bariloche, Elisa N Viajes 2021

El Correntoso, Villa La Angostura, Elisa N Viajes 2021

Y noviembre, cuando el año se termina y yo cumplo otro más, me llevó hacia la Patagonia. Había tenido que reprogramar el viaje desde junio porque me habían cancelado el vuelo de vuelta a Rosario. Insólito, pero, Aerolíneas Argentinas, la “línea de bandera” me llevaba en avión y me dejaba varada allá. En realidad, el cambio me permitió celebrar un cumpleaños totalmente distinto al del 2020, entre Bariloche y la Ruta de los 7 Lagos. Estaba en libertad, en un lugar tan maravilloso como Villa La Angostura, en un hotel tan lindo como El Correntoso. Como bien decía mi mamá “no hay mal que por bien no venga” Y así fue.

Bienvenido el 2022

En conclusión, el balance del año 2021 fue mucho mejor de lo esperado. Mis seres queridos están sanos. Recibí, por fin, la vacuna. Y acabo de recibir el refuerzo de la 3a dosis, ya que los casos están, de nuevo, en ascenso. De a poco pude concretar viajes hermosos, conocí lugares nuevos, volví a otros entrañables. Confirmé lo que cualquier viajero necesita confirmar: que moverse por ahí no es tan peligroso como era el año anterior. Siempre y cuando nos mantengamos informados, alerta y cuidándonos en lo que hoy ya sabemos es imprescindible. En este final de año agradezco las bendiciones recibidas y sólo pido salud para mi familia, mis amigos y quienes los rodean, y para todos los habitantes de Argentina. Este hermoso país se merece una oportunidad de ser feliz. Por su gente. Lo mejor para el año 2022 que está a punto de comenzar.

Elisa N Viajes, esperando la llegada del 2022