En este momento estás viendo Friburgo de Brisgovia, puerta de entrada a la Selva Negra

Friburgo de Brisgovia, puerta de entrada a la Selva Negra

Mercado de la Catedral, Friburgo de Brisgovia, Alemania

Decían que Friburgo de Brisgovia era la ciudad más soleada de Alemania, una gema instalada a las puertas de la Schwarzwald. La ciudad con aires universitarios, habitada por calles empedradas y simpáticos riachuelos me resultó encantadora, aunque esa primavera el sol no aparecía tan seguido. Pero me gustó tanto, que la visité dos veces durante el mismo viaje. La primera vez llegué desde Hinterzarten, también en la Selva Negra. Y la segunda, más tarde, cuando estaba recorriendo los pueblitos mágicos de la Alsacia. Friburgo, Freiburg im Breisgau, se reveló también como una ciudad histórica pero progresista. Escuchaba hablar todos los idiomas, sus calles eran  limpias y prolijas, y los medios de transporte más populares eran la bicicleta y el tramway.

Rathaus, Friburgo, Selva Negra

Calles de Friburgo, Selva Negra

Desiderius Erasmus Von Rotterdam, Friburgo

Münsterplatz, Freiburg, Germany

Llegué a Freiburg en el tren que comunica los distintos pueblitos encadenados. El centro histórico se encuentra a pocas cuadras. De inmediato me dispuse a descubrirla caminando, sin mapa, guiada por mi instinto viajero. Llegué a la Rathausplatz, la plaza dominada por los edificios del antiguo y el nuevo Rathaus, ambos del ayuntamiento. Llegué a pie hasta otro lugar de interés, la mansión que se conoce como Casa de la Ballena, donde vivió Desiderius Erasmus Von Rotterdam. El recorrido me condujo hasta el centro neurálgico de la ciudad, la animada Münsterplatz. Allí, la reina indiscutida es la Münster, la imponente catedral gótica del siglo XIV. Alrededor de ella se instala un gran mercado de flores, alimentos y hermosas artesanías de la región.

Munster, Münsterplatz, Freiburg, Germany

Munster, Vitraux, Freiburg, Germany

Catedral Gótica, Friburgo, Alemania

Catedral Gótica, Friburgo de Brisgovia, Alemania

La catedral de Friburgo es extraordinaria, tanto en cuanto a su aspecto exterior, con su campanario, gárgolas y paredes de color rojizo, como en su interior. Allí, los vitraux son muy bellos. Si se animan a subir a la torre, pueden regalarse con una vista preciosa de la ciudad. Después, aconsejo recuperar energías probando el símbolo más delicioso de la ciudad: la salchicha Lange Rote, un clásico. No subí, pero por supuesto que me deleité con esta salchicha. A la parrilla y sin piel, es deliciosa. Varios pequeños locales compiten para que el público elija la mejor versión.

Munsterplatz, Friburgo

Salchicha Lange Rote, Friburgo, Selva Negra

Salchicha Lange Rote, Friburgo, Selva Negra

Vinos Federweißer y Federroter, Friburgo, Plaza de la Catedral

El mercado de la catedral es otra de las tentaciones de Friburgo de Brisgovia. Algunos de sus stands parecen pequeñas boutiques. Los de flores y plantas son un must-see. Están también los de frutas frescas y los de comidas al paso. Aquí puedes degustar, no sólo la famosa salchicha XL, sino la típica tarte flambée, el queso munster o los tradicionales vinos Federweißer y Federroter, los más ligeros de la región.

Historisches Kaufhaus, Munsterplatz, Friburgo de Brisgovia

Stand de cepillos, Munsterplatz, Friburgo de Brisgovia

Libros en Historisches Kaufhaus, Munsterplatz, Friburgo de Brisgovia

Barquitos, Munsterplatz, Friburgo de Brisgovia

Finalmente, las artesanías tienen un lugar destacado en el mercado. Delante del edificio del Historisches Kaufhaus, un gran almacén histórico bajo cuyas arcadas hay una librería al aire libre, estaba un stand que vendía cepillos de todo tipo. Nunca había visto algo parecido. Más allá estaba el de los barquitos de colores, esos que los niños hacen navegar a lo largo de los bächle, los antiguos riachuelos de agua limpia y fresca que corren en muchas de las calles del barrio histórico.

Los bächle, Friburgo de Brisgovia, Alemania

Los bächle, Friburgo de Brisgovia, Alemania

Dejé la plaza atrás para sumergirme de lleno en el pequeño casco antiguo. Se lo conoce como Altstadt y sus calles principales son la avenida Kaiser-Joseph-Straße y las encantadoras Gerberau y Fischerau. Las boutiques, las galerías de arte, los cafés y las cervecerías son como un imán para detenerse y alargar la agradable estadía.

Canales alrededor de las calles Gerberau y Fischerau, Altstadt, Freiburg

Canales alrededor de las calles Gerberau y Fischerau, Altstadt, Freiburg

Cocodrilo en los canales alrededor de las calles Gerberau y Fischerau, Altstadt, Freiburg

Juguetería sobre los canales alrededor de las calles Gerberau y Fischerau, Altstadt, Friburgo de Brisgovia

Martinstor o Puerta de Martin, Friburgo

El paisaje de la ciudad es muy característico. Los canales, cruzados por puentes, crean rincones atractivos, ideales para instagramear. Aquí y allá hay instalaciones y arte callejero. Delante de una juguetería muy especial, aparece en el agua la insólita cabeza de un cocodrilo. Por allí está una de las tres puertas que se conservan de la vieja muralla: la Martinstor o Puerta de Martin, que es la más antigua y tiene un reloj.

Calle de los Enamorados, Altstadt, Friburgo de Brisgovia

Zum roten Baren, Freiburg

Altstadt, Friburgo de Brisgovia, Selva Negra

Entre los edificios más bonitos del centro histórico de Friburgo, está uno muy emblemático y antiguo. Se trata de una posada, ubicada pasando la preciosa Calle de los Enamorados y cerca de la Martinstor. Es el «zum roten Baren», un hotel tan antiguo que no se sabe a ciencia cierta las historias que callan sus muros pintados de verde manzana. Tampoco nada de la gente que ocupó sus habitaciones desde su fundación en el siglo XII. El frente de muchas casas de la ciudad tienen baldosas que identifican el oficio o actividad de quienes las habitaron. No encontré el suyo justo en el caso de la posada.

Tramway en las Calles de Friburgo de Brisgovia

Calles de Friburgo de Brisgovia

Calles de Friburgo de Brisgovia

Me dije que, la próxima vez en la Selva Negra, haría base en Friburgo de Brisgovia. Es una ciudad agradable y atractiva.

Placas de los oficios delante de las casas de Friburgo de Brisgovia

Cómo llegar?