New York en B&W: Grand Central Terminal

New York en B&W: Grand Central Terminal

Que opinan de las fotos en blanco y negro ? Y de visitar una gran estación de trenes pintada de esos colores?
Hoy, recorremos así la Grand Central Terminal Station, uno de esos lugares que anticipan la vida en la Gran Manzana, uno de esos paseos que hay que hacer en New York. Esta hermosa estación ha estado tan presente en la pantalla grande, que sin dudas podrán reconocer muchas de estas imágenes.
Es la estación de trenes más grande del mundo y un espectáculo en sí misma. Su arquitectura impresionante merece considerarla uno de los lugares emblemáticos de la ciudad. En mi opinión, es una visita imprescindible.
Desde el acceso al hall nos quedamos boquiabiertos. Impactan los tres ventanales en forma de arcos ubicados en el fondo. El efecto de la luz que se filtra a través de esas ventanas descomunales, sumado a un cielo raso estrellado pintado en lo alto del cielo raso, son magníficos.
Lugar de paso para locales y visitantes, la Grand Central Station es al mismo tiempo estación de trenes y de metro.
La estación se encuentra a solo algunos pasos de un gran rascacielos, considerado otro icono de Nueva York: el famoso Chrysler Building, joya de la arquitectura Art Déco, ubicado en la intersección de la Lexington Avenue y la 42nd Street.
 
El hermoso edificio actual de la Grand Central Terminal Station es el resultado de tres reconstrucciones que terminaron en 1998.
Data del fin del siglo XIX, y fue denominado Grand Central Station y ahora Grand Central Terminal. Fue construido en el estilo de la escuela de Beaux-Arts o bellas artes. Durante los trabajos de la última remodelación, se descubrió el cielo raso del gran hall pintado de estrellas. A su vez, la fachada fue completamente modificada, y la maravillosa vitrina Tiffany que cubre las vías fue conservada.
El conjunto arquitectónico de la gran estación es muy hermoso. En mi opinión, se destacan dos lugares en particular: el enorme hall principal y el hall Vanderbilt, éste a la entrada.
El gran hall llama la atención de los visitantes por su tamaño y por el hecho de estar siempre concurrido. Es el corazón de la estación, agitado y ruidoso. Y en el centro reina el fabuloso reloj ubicado sobre el mostrador de informaciones. Esa joya es el emblema de la Grand Central Terminal. Me encantan también las antiguas boleterías y los carteles donde se lee la información sobre los servicios y horarios.
Una curiosidad dentro de una estación llena de detalles es la llamada Whispering Gallery, o Galería de los Susurros. Está junto al Oyster Bar. Imposible perderse. Es trata de una bóveda que permite que cualquier sonido pueda viajar desde una de sus columnas a su opuesta. Lo comprobé! Dos personas pueden conversar de columna a columna sin que otra, de pie en el centro de la galería, no escuche nada. Es un mecanismo rarísimo, pero funciona!La Grand Central Terminal forma parte del paisaje cotidiano de los “newyorkers”, los neoyorquinos. Da un poquito de envidia. Debe ser un placer el de pasar por un lugar como este cada comienzo o fin de día.

Mis coordenadas :
Grand Central Terminal Station
87 E. 42nd Street à Park Avenue
New York, NY 10017

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. :)Un gran abrazo amiga, como siempre calidad y contenido en tu blog, felicitaciones.

Deja un comentario

Cerrar menú