En este momento estás viendo La Selva Negra desde el lago Titisee

La Selva Negra desde el lago Titisee

Lago Titisee, Selva Negra, Alemania
Lago Titisee, Selva Negra, Alemania

Uno de los muchos hermosos paseos para disfrutar la Selva Negra es la excursión al Lago Titisee. La famosa región de la Schwarzwald está ubicada en el sudoeste de Alemania. Es la combinación perfecta entre montañas y un bosque denso que en muchos sectores es de un color verde oscuro y profundo. Elegí hacer base en la apacible Hinterzarten para desde allí moverme en auto o usando alguno de los trenes que recorren de una punta hasta la otra el territorio. Hacen paradas en muchas de los pueblos más importantes y el paisaje que atraviesan es excepcional.

Lago Titisee, Selva Negra, Alemania
Lago Titisee, Selva Negra, Alemania
Un paseo muy recomendable para una mañana o una tarde es visitar el Lago Titisee. Es muy fácil combinarlo con una primera visita a Friburgo. La idea es navegar las aguas de uno de los lagos más tranquilos y bonitos de la región. Como se puede llegar en cualquier momento del año, me animé a hacerlo en ese gélido comienzo de la primavera alemana. No iba a encontrarlo helado pero debía prever el abrigo necesario para el paseo en el barco. Por lo general, siempre elijo sentarme al aire libre. Además, creo que, aún en verano, el clima nunca es propicio para siquiera darse un chapuzón. Así es Alemania.
Lago Titisee, Selva Negra, Alemania
El lago tiene origen glaciar y no es demasiado profundo. Sus aguas son transparentes y el paisaje que lo rodea es extraordinario. Reinan la calma y un entorno natural fuera de lo común. Es el principal atractivo de Titisee-Neustadt, una pequeña población de la Selva Negra que cautivó al emperador romano Tito. Tanto que bautizó al lago con su nombre. Tener en cuenta que «see» es «lago» en alemán.
Titisee-Neustadt en la Selva Negra Alemana
Relojes cuco en la Casa Drubba, en Titisee
Relojes cuco en la Casa Drubba, en Titisee
Relojes cuco en la Casa Drubba, en Titisee
El día había arrancado nublado y frío. Buscando alguno de los muelles en donde descansan las embarcaciones, atraviesas sí o sí la Seestrasse que es la calle más importante y corre en paralelo al lago. Está llena de pequeños restaurants, cafés, tiendas de souvenirs y de las que venden los tradicionales relojes cucú o «de cuco» como dicen los españoles.
Seestrasse en Titisee-Neustadt en la Selva Negra Alemana
Reloj cuco gigante en la Casa Drubba, en Titisee
Reloj cuco gigante en la Casa Drubba, en Titisee
Existen relojes de todos los tamaños y precios. En promedio, rondan los 1.000 euros. Algunos son un verdadero espectáculo cuando llega la hora. La casa Drubba tiene instalado un reloj gigante en el exterior. Vale la pena esperar el momento para disfrutar del show.
Fresas en Seestrasse en Titisee-Neustadt en la Selva Negra Alemana
Seestrasse en Titisee-Neustadt en la Selva Negra Alemana
Torta Selva Negra, Schwarzwälder Kirschtorte
Decidí averiguar los horarios de partida de los barcos para administrar el tiempo del paseo por Titisee. En el extremo de la calle llama la atención un local donde venden una gran variedad de los que conocemos como «frutos rojos». Se venden frutillas, cerezas, frambuesas y arándanos que son una verdadera tentación. Como soy muy fiel a las tradiciones, pensé en elegir el lugar donde tomar un café bien caliente después del paseo. Por supuesto, acompañado por la famosa torta Selva Negra o Schwarzwälder Kirschtorte.
Excursión por el lago Titisee
Excursión por el lago Titisee
Selva Negra desde el lago Titisee
Turistas coreanos en la excursión por el lago Titisee
El paseo por el lago Titisee llevó más o menos media hora. Comenzó con un cielo nublado y plomizo. Y terminó con el sol en alto. El catamarán había sido copado por un alegre grupo de turistas coreanos. Mi marido y yo éramos los únicos occidentales. Nos divertía que nos pidieran tomarnos fotos junto a ellos. El barco da una vuelta por todo el lago. El paisaje es estupendo. Se aprecia el bosque en sus distintos tonos de verde oscuro, las casas bonitas sobre las orillas, los muelles con algunos veleros y botes descansando y el lago apacible, silencioso si no fuera por el sonido del motor y nuestras risas. Es fantástico ver a la Selva Negra desde el lago Titisee.
Selva Negra desde el lago Titisee
Son recuerdos de una tarde agradable. Se agigantan y entibian el corazón. Estamos viviendo tiempos difíciles encerrados en nuestras casas y con un horizonte poco claro. Nos deleitamos con recordar momentos felices, como éste que hoy les traigo.
Selva Negra desde el lago Titisee
Seestrasse en Titisee-Neustadt en la Selva Negra Alemana

Cómo llegar?