En este momento estás viendo Mañana de elecciones

Mañana de elecciones

Elecciones 2020, PASO Santa Fe, Rosario

Hoy no es un domingo como cualquier otro. Nunca puede serlo un día de elecciones.

Amo el privilegio ciudadano de expresar mi opinión a través del voto. Viví épocas en las que eso estaba prohibido. La dictadura postergó mi primera vez ante una urna. Y, cuando llegó el día en que, por fin, voté, lo hice con lágrimas en los ojos. Días antes había participado de un acto inolvidable a los pies del Monumento a la Bandera. Raúl Alfonsín, candidato por el radicalismo, pronunció las palabras del Preámbulo de nuestra Constitución Nacional para una multitud enfervorizada. Nunca como esa noche me sentí tan orgullosa de ser argentina.

Rosario, Argentina

Recuerdo que mi primer voto lo dí en la Escuela República del Líbano, sobre Avenida Cura, muy cerca de mi casa. La democracia renacía, casi como un milagro. Desde aquella vez, me preparo para ir a votar como lo haría para una fiesta. Elijo mi ropa con cuidado. Y decido qué llevar en los bolsillos para tener al alcance de mi mano todo lo necesario. Ahora, en la era de las redes sociales y los smartphones, tomo testimonio fotográfico del cuarto oscuro o de la fila en la que espero el gran momento para entrar. Nunca falté a la cita. Llevé a mis hijas conmigo a votar cuando eran niñas. Llegué a fijar la fecha de algunos viajes teniendo en cuenta el calendario electoral.

Este domingo tenemos elecciones en tiempos difíciles. Votamos en medio de una pandemia demoledora. Nuestro voto es decisivo. Se elige entre dos modelos de país muy distintos. Quienes me conocen, saben muy bien cuál es el mío: el de un país «normal», de clase media y de oportunidades para todos. Un país tranquilo en el que se privilegie el trabajo y el estudio, nunca la prebenda. Donde cada quien pueda expresar su opinión sin censura ni miedo. Un país con ejercicio pleno de la justicia. Uno con ciudadanos y funcionarios honestos, así de simple y complejo. Una tierra donde nuestros hijos crezcan y se queden.

Sueño con un país como el que siempre deseó mi papá. Una república con todas las letras.

Será lo que deseamos todos? No lo sé todavía. Hoy es domingo de elecciones. Allá vamos argentinos, hacia nuestro futuro.

Deja una respuesta