Mapa Michelin en los Jardines de Luxemburgo

Mapa Michelin en los Jardines de Luxemburgo

LUCO, Jardins du Luxembourg, Paris
Mapa Michelin en los Jardines de Luxemburgo, París

En tiempos de pandemia y distanciamiento social, me entretengo recordando aventuras. Hoy me acordé de un mapa Michelin que descubrí en los famosos Jardines de Luxemburgo en París. Era una hermosa tarde de un fin de semana de verano. Como un imán, los parisinos y los que no lo somos, nos habíamos dado cita en el famoso «Luco»,  uno de los parques de la ciudad que más me gustan. El plan era simple: buscar un lugar en el césped donde almorzar el sandwich que había comprado. Difícil, ya que todo el mundo parecía estar buscando lo mismo.

Mapa Michelin en los Jardines de Luxemburgo, París
Después de ese almuerzo improvisado, de los que más me agradan en París, me dispuse a pasear por el parque. De pronto, me encontré con una instalación insólita: había un mapa Michelin gigante en medio de los jardines. En efecto, estábamos en medio de la conmemoración del centenario de la Primer Guerra Mundial (1914-1918) por lo cual ViaMichelin lo había ubicado al lado del Palacio. El mapa representaba las grandes etapas de la guerra. Nos podíamos ubicar de pie en los laterales para tener una mejor perspectiva de los acontecimientos. O en el interior del cuadrado para observar las fases del conflicto. Confeccionado por los talleres de Michelin, la región Nord-Este de Francia y los campos de batalla estaban representados a escala.
Mapa Michelin en los Jardines de Luxemburgo, París
Me dispuse a «entrar» y a formar parte de la exposición al aire libre, en una verdadera clase de historia contemporánea, para ubicarme de un lado y del otro, «caminando» sobre las regiones, «cruzando» los territorios y observar los ángulos diferentes. Así se podía tratar de comprender el contexto de los acontecimientos que cambiaron el mundo. La geografía es siempre una aliada para discernir ciertos eventos de magnitud. En este caso, la historia de una guerra descomunal.
Mapa Michelin en los Jardines de Luxemburgo, París
Jardines de Luxemburgo, París
Pero después, no pude resistir el encanto de uno de los mejores jardines públicos de París: el Jardin du Luxembourg en pleno verano. Es lo que yo considero una de esas ocasiones para atesorar. Amo sus espacios de césped prolijo, los canteros en tierra cargados de flores sabiamente acomodadas, la laguna rodeada por bancos (entre ellos tengo algunos favoritos) y ese ambiente tan agradable, «so París».
Reconozco que estos jardines son para los parisinos. Se nota bien en su actitud de apropiárselos en cada uno de sus espacios. Pero la ciudad nos los presta a veces con generosidad. Por eso mismo los disfruté con alegría.
Jardines de Luxemburgo, París
El almuerzo de ese verano, la instalación de un mapa Michelin gigante, ambos fueron la mejor excusa para pasar buena parte de esa tarde en los Jardines de Luxemburgo jugando a ser una francesa más. Como a mi me gusta desde pequeña, cuando puse por primera vez un pie en la Alianza Francesa de Rosario. Esa tarde me mezclé con los parisinos en un lugar donde siempre se encuentra algo interesante para hacer o ver. Caminar, leer un libro al sol, almorzar con amigos. O recorrer una exposición instalada al aire libre, recordando hechos de la historia que parecen ajenos, pero que no lo fueron tanto.

Deja un comentario

Cerrar menú