Las simpáticas marionetas de Praga

Las simpáticas marionetas de Praga

Marionetas de Praga, Elisa N Blog de Viajes

En la ciudad de los cien campanarios se encuentran las marionetas más simpáticas a la vuelta de cada esquina. Las marionetas de Praga, en la región de Bohemia, parecen haber tomado la ciudad como su gran gran casa. Esos hermosos muñecos son una verdadera expresión de su arte y su cultura.

Disfrazados como personajes célebres salidos de los cuentos de nuestra infancia, de la cultura, de lo cotidiano o desde el mundo de la política, las marionetas de Praga parecen pequeños payasos que saludan a los visitantes.
Marionetas de Praga, Elisa N Blog de Viajes

Se las ve en todos los tamaños y vestidas en todos los colores posibles.
Las marionetas nos observan ubicadas a la entrada de las boutiques, en las plazoletas del barrio histórico de Mala Strana, en la Isla de Kampa o cómodamente sentadas detrás de los cristales de las vidrieras.
Praga

Las grandes marionetas parecen hacer gestos llamando a los que pasean y llamando su atención. Ellas nos dan la bienvenida con mucha simpatía.
– Entren señoras y señores! – nos dicen.
– Encantada! – les digo.
En ese momento es cuando llega la magia. Como tocados por la varita de un hada, queremos entrar al local respondiendo a cada invitación. Y vale la pena, ya que al interior se descubre una colección de hermosos muñecos.
Marionetas de Praga, Elisa N Blog de Viajes

Curiosas, sorprendentes, raras, hasta… inquietantes. Las
marionetas de Praga pueden también representar lo mejor que tienen los seres humanos… o lo peor. Ellas son tal vez una suerte de metáfora simpática de lo que tenemos en nuestro interior, o de aquéllo que quisiéramos esconder.
Expresión de un arte encantador, producto de los artesanos locales, atracción turística, las marionetas más variadas y curiosas que se pueda imaginar están instaladas en la antigua ciudad.

Pinocchio, PragaPinocchio, Praga

A su vez, en ciertos negocios hay muñecos que bailan alegremente. Siguen a alguna hechicera? La respuesta está en las manos hábiles de quien les da vida y las hace saltar y danzar. Es fácil dejarse llevar por la imaginación y observar a Pinocho (es el mismo que vi solo en Roma?) bailar al son de una dulce música. , hipnotizados, nuestros ojos fijos sobre la pequeña criatura alegre, sonreímos divertidos.

Pinocchio, PragaPinocchio, Praga

Sigan mi consejo, si visitan Praga y hacen un paseo en cualquier dirección, dejen se encantar por la tradición de las marionetas.

Deja un comentario

Cerrar menú