Paisajes favoritos de una Dama de Hierro

Paisajes favoritos de una Dama de Hierro

Tour Eiffel, París
Tour Eiffel, Dama de Hierro, París

Anoche soñé con la Dama de Hierro más famosa. En esa historia imaginaria que se teje cuando dormimos, me vi llegando a París, dejando el equipaje en el hotel y apurando el paso hacia Trocadero. Ya era de noche y estaba cansada. Sentía los efectos del jet-lag, obvio. Pero quería llegar a tiempo para ver brillar a la Tour Eiffel en esa especie de ceremonia de luces que se celebra a diario. En ese momento del espectáculo es cuando te dices: «Estoy en París!». La perspectiva desde los Champs de Mars no puede ser más bella. Me sentía feliz hasta que… sonó la alarma del despertador en el teléfono. Y así, de un plumazo, la realidad borró esos recuerdos increíbles. Volví a Rosario, a Argentina y a la cuarentena interminable, consecuencia de la pandemia de Covid-19. El contraste no podía ser peor.

Tour Eiffel, Dama de Hierro, París
Sin embargo, fue la ocasión ideal para volver sobre los recuerdos de viajes a París, utilizando mi mejor herramienta: artículos del blog y fotos de mis tantísimos álbumes. La fabulosa Dama de Hierro está reflejada en esos hermosos momentos vividos allá. Además, el monumento es visible desde muchos puntos panorámicos. El placer no es sólo acercarse a ella, sino verla desde lugares tan alejados como Montmartre, La Défense, la Tour de Montparnasse o Place de la Concorde. Siempre bella, siempre imponente.

Campo de Marte, Torre Eiffel, París

Campo de Marte, Torre Eiffel
Tour Eiffel

A esta «dama» le caben muchos adjetivos, entre ellos que es monumental, magnífica, única. La Tour Eiffel es como el faro que ilumina a París. Te «acompaña» en casi todos los paseos ya que la descubres desde muchos de los arrondissements pero es difícil acostumbrarse a verla. Nunca olvidaré el día en el que, por vez primera, estuve a sus pies. La torre está a menudo escondida detrás de la bruma. Ese tipo de jornadas son habituales en la ciudad. Sin embargo, cuando la tienes tan cerca, con todos sus detalles, es impactante.

Torre Eiffel en la bruma de París

Tour Eiffel desde el Puente Alexandre
Torre Eiffel, la Dama de Hierro de París

Ubicada a orillas del Sena, el más famoso entre los monumentos parisinos en el 7e arrondissement o distrito, se transformó con el tiempo en el símbolo de Francia después de su instalación para la exposición universal de París en 1889. Allí quedó, a pesar del rechazo que generaba a los parisinos. Aún hoy encontramos a gente que no la ama precisamente. Sin embargo, a los visitantes no deja de fascinarnos.

Torre Eiffel, la Dama de Hierro de París
Torre Eiffel, la Dama de Hierro de París
Como pueden ver, aquí hay una colección de vistas favoritas de esta asombrosa «Dama de Hierro» que lo que mejor sabe hacer es dejarse ver. Amo descubrir su silueta, reconocer los distintos ángulos, y fotografiarla, por supuesto. Sólo me falta conocer el primer piso, renovado hace un tiempo.
Hoy, desde casa, confieso que extraño a la torre más famosa de Europa, la gran dama parisina tan amada como denostada, signada por cifras siempre importantes, ya sea de visitas, consumo de electricidad o veces en las que apareció en la pantalla del cine.

P.S. Para más información y organizar tu visita, aquí está el sitio oficial.

Deja un comentario

Cerrar menú