En este momento estás viendo El placer de patinar frente al Hôtel de Ville

El placer de patinar frente al Hôtel de Ville

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Francia

Patinar frente al Hotel de Ville, París

Patinar frente al Hotel de Ville, París

No hay nada más divertido que soñar con aprender a patinar frente al Hôtel de Ville. Debo admitir que es mucho más que eso. Porque primero, ayuda a superar las jornadas de calor extremo de enero en Rosario. Segundo, porque nos distrae de las restricciones severas impuestas por el pico de la pandemia de Covid-19. Recuerdo muy bien aquél primer invierno en París, que se transformó, por arte de magia, en la mejor estación del año para visitarla. Nunca había imaginado cuanto podía hacer en la ciudad a pesar del frío y de los días cortos. París es siempre una experiencia fascinante, pero no la había probado todavía en esa época. La pista de hielo frente al Ayuntamiento había sido reinstalada justo aquel año. No había sido un sueño. De verdad, conocí la pasión de la gente por ese pasatiempo nada simple por cierto.

Pista de hielo del Hotel de Ville, París

Brevemente les cuento que la Mairie no es sólo la residencia del alcalde de la ciudad. También es sede de eventos y exposiciones de arte y fotografías muy concurridas. A su vez, se hacen visitas guiadas que, por el momento, se encuentran suspendidas por protocolo sanitario. Recomiendo, en cuanto sea posible, conocer el magnífico edificio neo renacentista por dentro. La Salle des Fêtes, concebida como réplica del Salón de los Espejos del Palacio de Versailles, es lo que considero un must-see.

Patinar frente al Hotel de Ville, París

Sabía que los parisinos disfrutan muchísimo del placer de patinar. Mientras se deslizan sobre el hielo, los he visto bailar. Además, hacer piruetas bastante complicadas para una principiante como yo. O, simplemente, pasar a gran velocidad, dando vueltas en un recorrido que parece monótono. Pero que les despeina el cabello y arranca una sonrisa, lo más amplia que se puede pedir cuando el frío les golpea el rostro. Es un pasatiempo muy popular y lo pueden hacer en el centro neurálgico de París. Más no se puede pedir.

Pista de hielo del Hotel de Ville, París

Una de las imágenes más sorprendentes fue la de la pista helada y desierta. Estaba lista para recibir al público y la superficie se veía perfecta, casi transparente. No exhibía esas cicatrices que le quedarían al final del día. Parecía un espejo. Me encantó verla así.

Pista de patinaje del Hotel de Ville, París

Reitero que aquello no fue un sueño. Tomé impulso y hacia allí fui. Era febrero y al día siguiente tenía lugar el demi-marathon de Paris. Necesitaba probar cómo se sentía disfrutar de patinar frente al Hôtel de Ville. Me quedaban sólo un par de tardes antes de seguir viaje a Londres. La patinoire me desafiaba. Quería ser una más, mezclarme con esa muchedumbre de distintas edades y habilidad. No  había campeones olímpicos de Juegos de Invierno. Sólo gente que deseaba pasarlo bien. Con cuidado, me calcé las botas y me sumergí paso a paso en ese gran escenario urbano. La gran pista me recibió junto a patinadores de todas las edades, a familias, debutantes o algunos pocos expertos. Nadie miraba a nadie. Sólo se escuchaban gritos, risas y el sonido inconfundible del filo raspando el hielo.

Pista de hielo del Hotel de Ville, París

Me animé sólo unos minutos. Di algunos pocos pasos tratando con mucha dificultad de mantenerme en pie. Me sentí satisfecha y feliz en ese ratito. Volví luego a ubicarme en el borde para ser espectadora una vez más. Entrada la tarde, había mucha gente deslizándose en la pista. Se había armado un show. Observé el espectáculo de jóvenes muy hábiles, familias completas llevando de la mano a los más pequeños. La alegría de patinar frente al Hôtel de Ville era contagiosa. Adoré este momento especial en París.

Durante este verano insufrible en Argentina, me prometí practicar y volver a esa pista, algún día, para intentarlo de nuevo. Tal vez me vean deslizarme a gran velocidad también a mi. Ese sí va a ser un espectáculo.

Para más información, visitar el sitio del Ayuntamiento de París.
Dónde se encuentra: