En este momento estás viendo Qué me trajo la práctica de la meditación

Qué me trajo la práctica de la meditación

Meditación, Parque Scalabrini Ortiz, Rosario

Meditación en el Sahara

Comencé la práctica de la meditación el día en el que arrancó la cuarentena interminable del 2020. El lockdown impuesto por largos meses fue la única manera en la cual se encaró la puesta a punto del sistema sanitario en Argentina. Pasaba el tiempo, el virus Covid-19 no circulaba todavía en el país y, sin embargo, los ciudadanos debíamos permanecer encerrados. La vida parecía haberse detenido. La amenaza de la pandemia se hizo aún más insoportable cuando no se nos permitía desarrollar nuestras actividades. No podíamos reunirnos, salir ni siquiera a trabajar ni disfrutar de alguna actividad al aire libre. Los niños y jóvenes no asistían al colegio, y terminaron perdiendo un año lectivo completo. Me habitué a almorzar los domingos con mi hija mayor que «aparecía» en la pantalla de mi smartphone.

Meditación, Parque Scalabrini Ortiz, Rosario

Dónde comenzó mi práctica de la meditación

En esos tiempos de gran incertidumbre encontré momentos de calma, paciencia y amabilidad durante la práctica de la meditación. Comencé un viaje interior. El Sistema Seci nos convocó a meditar cada mañana y cada noche junto a Anni Schuff. Escuchar su voz dulce a través de Zoom, la app que se volvió más popular en el mundo, era una alegría. Buscaba mi lugar preferido, el sillón de mi escritorio, y me acomodaba tal como ella nos indicaba. Organizaba un ambiente agradable, la mirada puesta en la ventana y el jardín. Las palabras de Anni me llevaban a un lugar de tranquilidad que resultaba un bálsamo. No he dejado de buscar ese refugio desde aquel 20 de marzo. La vida se volvió cada vez más complicada y el ejercicio de «volver al cuerpo» se transformó en un recurso imprescindible.

Meditación, Parque Scalabrini Ortiz, Rosario

Meditación

Qué es meditar?

Las premisas básicas son no rechazar lo que viene, no retenerlo, tampoco perseguirlo. Durante unos momentos, los sentimientos, los pensamientos o las sensaciones llegan, transcurren y se van. Meditar es la búsqueda de la calma. Parece un goteo. El trabajo es constante: día a día, momento a momento como nos dice Anni. Es sentarse a diario a buscar la quietud, nuestro ser esencial, ese que todos guardamos en algún lugar de nuestra alma. La práctica de la meditación lleva tiempo, esfuerzo y perseverancia. Y trae resultados asombrosos.

Meditación con Anni Schuff, SECI, Rosario

Cuando me dispongo a meditar me ubico, en primer término, en algún lugar tranquilo y cómodo. Me siento y me dispongo, poco a poco, a relajarme. Somos seres eléctricos. Nuestro cuerpo necesita de una posición adecuada para que la energía fluya a través de él. Esto es óptimo en cualquier momento del día, no sólo durante la práctica de la meditación. La manera más armónica pasa por permitir que cada parte del cuerpo pese hacia la tierra y, al mismo tiempo, una fuerza opuesta nos ubique erguidos en relajación.

Meditación con Anni Schuff, SECI, Rosario

Ser grandes anfitriones para lo que se presente

Reconozco que hay días más fáciles en los cuales estoy disponible para meditar. Otros, la práctica parece ser un deber. A todos nos cuesta permitirnos esa pausa de poco más de 30 minutos para serenarnos y asomarnos a un «espacio vacío» con total receptividad. Allí es bienvenido todo lo que venga. Los sentidos se abren. Los pensamientos llegan, se muestran, pasan y se van. Nuestra mirada interior se posa sobre cada uno de ellos con la delicadeza de las alas de una mariposa. Recibimos lo bueno y lo malo. Lo agradable tanto como lo desagradable y lo dejamos ir. Por un rato somos «grandes anfitriones» de aquello que se presente.

Meditación con Anni Schuff, SECI, Rosario

Los resultados son asombrosos

El resultado de este ejercicio diario y tenaz es extraordinario. Medito hasta cuando salgo a caminar. Además, he llegado a percibir, después de un año y medio, la manera en la cual desactivo conductas y sentimientos que no me hacían bien. Me detengo y me pregunto: es hacia allí hacia donde quiero ir? Estoy reproduciendo conductas del pasado que se revelan como automáticas? Quien dice eso que escucho? Los beneficios son incontables.

Meditación con Anni Schuff, SECI, Rosario

Si tuviera que responder a la pregunta: Qué experiencia buena has tenido desde que llegaron la pandemia, la cuarentena y la crisis? Sin lugar a dudas diría que una de las más importantes ha sido la práctica diaria de la meditación. Este aprendizaje, de la mano de Anni, derivó en un hábito que llegó para quedarse en mi vida. Lo agradezco profundamente.

Meditación

P.S. He tratado de relatar, de la manera más fiel posible, mi proceso. Los invito a vivir personalmente la experiencia y unirse al espacio de meditación guiada por Anni Schuff.