La soledad de Pinocho en la juguetería

La soledad de Pinocho en la juguetería

Pinocchio, Pinocho, Roma, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel
Encontré a Pinocho, sentado casi sobre la vereda, delante de una hermosa juguetería de juguetes de madera, en el casco antiguo de Roma.
Estaba solo. Creo que pensaba en el viejo Geppetto, en su padre, en ese buen carpintero que soñaba con tener un hijo, y que ese hijo fuera, precisamente… Pinocho.
Tal vez esperara al hada azul, y que ella lo ayudara a encontrar el camino de regreso a su hogar.
Una pena que yo no pudiera ayudarlo.
Sólo alcancé a decirle : «Vamos, ánimo mi pequeño amigo !» acariciando su cabeza.
Y les aseguro que Pinocho… me sonrió.

Esta entrada tiene 8 comentarios

  1. Natalia...

    Qué curioso, Elisa! Y cuánta magia conservamos dentro de nuestro corazón a pesar de los años..
    Claro que Pinocho te sonrió!
    Besotes !

  2. Johnny

    No me estraña con lo simpática que eres ni pinocho se te resiste 🙂 Buem finde

  3. Muy bonito lo escrito. Yo no escribo apenas en mi blog, salvo cosas del viaje, no soy tan poético.

  4. meg

    Estoy segura de que te sonrió,. Elisa. A veces los muñecos y las cosas tienen vida propia. Un besazo desde este continente que te ha atraído estos días.

  5. Es que ese Pinocho tiene cara de ser un niño de verdad… Seguro que era el auténtico muñeco de Gepetto.

    Un saludo.

Deja una respuesta