En este momento estás viendo Candados de los enamorados en Roma

Candados de los enamorados en Roma

Candados de los enamorados en Roma
Ponte Fabricio, Candados de los enamorados en Roma

Cuando viajas, encuentras candados de los enamorados en muchísimos puentes. Es una simpática tradición que empieza a preocupara a arquitectos e ingenieros. El peso de esos candados excede lo que el puente puede soportar. Pero en Roma había llegado  San Valentín. Sabemos que el «Día de los Enamorados» es una hermosa oportunidad para expresar el amor que sentimos. Declaramos con pasión Be my Valentine! Y esperamos dar pruebas de ese amor por todos los medios. En Roma, también.

Soy una trotamundos, por eso es que amo estas demostraciones con los candados de los enamorados, esos que vamos encontrando en muchos puentes del mundo. Los vi tanto en Brooklyn, como en Montevideo y en París, en el Puente de las Artes. Descubrirlos, leer los nombres grabados, es algo muy lindo.
Ponte Fabricio, Candados de los enamorados en Roma
Trastevere
Estos candados del amor estaban también presentes en la «ciudad eterna». Ahí  se habla de los lucchetti en el Ponte FabricioPonte dei Quattro Capi sobre el Tevere, en realidad el puente más antiguo de Roma (62 A. de C.). El puente une el barrio del antiguo ghetto con la Isola Tiberina y el distrito del Trastevere. El viejo puente romano tiene ahora la agradable tarea de recibir  promesas de amor. Muy bonito.

 

Ponte Fabricio, Candados de los enamorados en Roma
Candados de los enamorados
Símbolo del amor, estos candaditos llevan en sí la promesa de un amor eterno. Acaso existe en verdad? Quien sabe! Sin embargo, los enamorados de los puentes parecen aposta a ello. Siguen  instrucciones precisas. El cerrojo deberá tener dos llaves y es necesario escribir sobre él las iniciales de los nombres de la pareja. Los candados se cierran después, una llave se arroja al Tiber y la otra se mantiene muy bien guardada. Se recomienda recordar dónde, sólo para el caso de una desafortunada separación de los amantes…

 

El amor, la tradición, los juramentos y los pequeños regalos están presentes en cada una de las horas del Día de San Valentín. Pero cuando viajamos, descubrimos uno de los emblemas más populares: las rejas o los monumentos recubiertos de candados cerrados por las parejas de enamorados.
En fin, por aquí o por allá, es cuestión de celebrar el amor!

Ponte Fabricio
Barrio histórico
00186 Roma, Italia

Esta entrada tiene un comentario

  1. Maru

    Ayyy, me encantan los candados también. Cada vez que encuentro un puente así me pasó laaaargos minutos mirando cada uno de ellos, sacándoles fotos e imaginando las historias que se esconden detrás. Hermoso! Feliz Día de los Enamorados!

Comentarios cerrados.