Toque de color en SoHo District

Toque de color en SoHo District

Soho District, New York, Nikon

Gracias a la magia de la fotografía, estoy en Nueva York otra vez. Más precisamente en el Soho District. Hoy no existen ni la pandemia de Covid-19, ni aquí, en casa, ni allá, en Manhattan. Tampoco transcurre esta cuarentena interminable, insoportable. Estas fotos me permiten volar, imaginar otra realidad y atreverme a «jugar» con mi cámara. Mientras las elijo, me sumerjo en el interior del SoHo District, uno de los barrios que más me gustan en la que se conoce como la «Gran Manzana».

Soho District, New York, Nikon
Recuerdo muy bien cuando saqué esas fotos hace un tiempo. Había comenzado a probar una cámara nueva, una Nikon preciosa. Ahora estoy usando una Canon, también divina, pocket, muy cómoda, tal como a mi me gustan. Nada de equipos pesados. Pero reconozco que me he acostumbrado a tomar fotos excelentes con el smartphone, un Samsung. Las prestaciones son las mismas o mejores que las de una cámara tradicional. Y tiene la enorme ventaja de la espontaneidad. Es algo que yo valoro mucho en mi manera de fotografiar. Trato de capturar el instante. Si la cámara es buena, ella se encarga de la parte técnica. Yo, de la historia que voy a contar.
Soho District, New York, Nikon
Ese día jugaba a pintar con algún color el SoHo que se revelaba en blanco y negro. El distrito es hermoso de cualquier manera, pero se destacaba más cuando le agregaba este toque de color según mi libre elección. Mi mirada se instalaba detrás de mi nuevo juguete. Veía ese universo extraordinario de una manera muy distinta, casi cinematográfica. A veces se me ocurría destacar el color amarillo. Obvio, el taxi-cab era una tentación, lo más apropiado para hacerlo. En otras el naranja o el color azul.
SoHo District, New York, Nikon
Paseaba por el Soho, el South Houston, el antiguo distrito habitado por los tradicionales iron buildings y fábricas abandonadas, y me divertía mientras lo pintaba de colores, unos sobre otros, en algunos detalles pequeños. El color gris que dominaba el cuadro no me inspiraba nostalgia. El barrio de los viejos depósitos, transformados en lofts modernos, esbozaba una pequeña sonrisa.
Soho District, New York, Nikon
Las boutiques elegantes se habían revestido con una nueva atmósfera. El tradicional Fanelli Café, permaneció con sus luces y colores intactos. El bar que alimentó al distrito por más de un siglo, en la esquina de Mercer y Prince, fue la excepción. No me permití jugar con la imagen del bastión del antiguo New York, ese que aman tanto los artistas como los turistas, tal como lo dice el Times. Mientras tanto, las otras fachadas, algunas calles, la gente y el ambiente tan particular del Soho District disfrutaban de la magia de mi varita fotográfica. O, al menos, eso pensaba.
Fanelli Cafe, Soho, New York
El lugar se transformó en la escena perfecta para mi ensayo. El estilo de su arquitectura pintoresca, hecha de ladrillos, entradas restauradas y escaleras exteriores es tan atractivo que encontrarle magia me pareció … simple.
Un pequeño toque de color por aquí.
Otro por allá y…
Voilà!
Aquella nueva cámara Nikon había tenido éxito como compañera de viaje paseando por uno de mis barrios neoyorkinos favoritos.

Deja un comentario

Cerrar menú